The Zeroth

Zeroth, before all the rest.

Posts Tagged ‘pets

Lovley day for a Guinness

leave a comment »

Veamos que tan horrible sale esto en español.

Así que dicen por ahí que llega el momento en la vida de cada niño donde se hace hombre. Deja de ser libre sin responsabilidades y empieza a ser esclavo de su propia vida adulta. Primero me amenazaron con ese cuento cuando pase a la prepa, después cuando llegue a la carera y después cuando me hice ingeniero. Cuando me mude de mi casa. Y ninguna de esas veces lo eh sentido como realidad. Es increíble como uno se la pasa esperando a que llegue algo y de repente se encuentra viviéndolo.

En fin, en la continua búsqueda por algo más decidí que era tiempo de tener una mascota y obviamente por ahí salieron los incrédulos diciendo que era mucha responsabilidad. No siento que sea lo imposible que dicen, pero si es toda una experiencia.

Nunca me han gustado los perros chicos, para mí un perro tiene que defender la casa, y ser un desmadre. Cuando era chico teníamos un Doberman que obviamente mi mama término regalando, porque era todo un desmadre ese perro.

Resulta de tal suerte que una amiga mía tiene una perrita Pastor Alemán que justo había cruzado cuando yo andaba con la espinita de buscar un “mejor amigo.”

Mira no rompo ni un plato!

Y dicho y hecho un par de meses después de esto, aparece Guinness en mi casa. Obviamente como buen ingeniero que soy para este día ya había usado el poder del internet, y una rápida “googleada” me escupió mil y un artículos sobre lo que me esperaba y todo lo necesario para hacer feliz a mi nuevo perro.

No quería pasar por lo mismo que paso cuando en mi casa tuvimos un perro, donde llegamos al punto de que mi mama no lo aguantaba y lo terminamos regalando. Aunque yo estaba chico, pues en realidad no hice mucho por de verdad cuidar y entrenar a ese perro. Y ahora que lo pienso si quede un poco traumado por el hecho. Así que decidí prepararme como pudiera y hacer todo lo posible para que no pasara lo mismo.

Aunque sé que hay muchos incrédulos y veo en el cybermundo que los perros ah tomado el lugar prácticamente de hijos y que a veces viven mas cómodos que uno, yo soy de la mentalidad de que el perro a fin de cuentas viene de un animal salvaje y que el estar a fuera no lo va a ofender ni a lastimar, después de todo, yo creo que preferiría estar afuera que encerrado todo el día entre 4 paredes.

Así que por no gastar en una casa de perro decidí construí algo yo mismo.

Buen chiste verdad?

Y aunque no son tan malas mis habilidades de construcción, el punto es que el perro no se queda tamaño cachorro, y ese fue un error que cometí, los platos, la correa, el collar todo era para tamaño cachorro, pensando en que el perro al menos tomaría de 12 a 18 meses en crecer. Y  si alguien que sabe de perros me lo hubiera advertido nos hubiéramos dado cuenta que eso era un completo error.

No sera mitad conejo?

Pero como dicen en Jurassic Park: la naturaleza sigue su curso y a fin de cuentas el perro no va a dejar de ser perro, el hace lo que la naturaleza le dice, y el hace saber que es lo que necesita de una forma o otra. Haciendo mucho desmadre, ladrando, llorando, o tranquilo uno se trata de adelantar a lo que va a necesitar el perro para que tenga un comportamiento conveniente para nosotros. Aunque siempre hay que acordarnos también de lo que es conveniente para ellos.

Lo bueno es que mi perro está completamente loco.  Ni el frio ni la lluvia lo aplacan. Cero grados por la mañana y el en medio del patio esperando su desayuno y su paseo mañanero. 3 días lloviendo, y él decide para no aburrirse hacer pozos en el pateo, deja tu el taparse de la lluvia en su casita. (Si termine comprándole una casa de perro y una almohada de perros gigante).

30 kilos de puro desmadre

En fin, los 8 meses que van de compañía con Guinness han sido toda una experiencia, de verdad es la entrada a todo un mundo del que nunca me imagine. Recuerdo un capitulo de Seinfield, donde a Jerry le proponen hacer el famoso Ménage à trois y una de las razones que le da a George es que tendría que entrar a todo ese mundo, solamente podría tener amigos de ese tipo, etc. Aunque es una comparación bastante mala y un poco sucia la idea es la misma. Cuando tienes una mascota la gente se te acerca como si fueran super amigos, te piden consejos, te dan consejos, te dicen que tu perro esta bonito, que si es puro, que si esto, que lo otro.  De repente sin darte cuenta empiezas a usar un lenguaje diferente y palabras y discusiones que jamás pensé que tendría, uno termina haciéndose de platicas con extraños solo porque tienen un perro o perra.

Y aunque de verdad es un trabajo mas no hay nada como reírse después de los desmadres que hace un perro, algo que vez en la tele y no crees que te puede pasar, como romper la llave del agua con la cadena del perro. Pero si algo vale la pena es la compañía y el tener un vehículo para tener experiencias diferentes y nuevas. Poder decir a tus hijos, nietos, sobrinos yo alguna ves tuve un perro. Yo alguna ves quise construir una casa para perros. Yo alguna vez tuve que pagar a un plomero para que arreglara llave y poderme bañar como persona normal.

Written by geminiman

February 20, 2010 at 3:43 pm